Los cines obligados a tener fuentes de luz alternativas

29 Diciembre, 2016

A partir de ahora los cines estarán obligados a tener fuentes de luz alternativas como medida de seguridad ante una posible interrupción en el suministro eléctrico principal por cualquier tipo de causa (accidentes, fallos en la red, desastres naturales…).

“En los cines se concentran una elevada cantidad de personas y cuando se produce un corte eléctrico en la red principal reina el caos: empiezan las estampidas de gente corriendo porque se asustan, los niño se pueden perder más fácilmente, todas las instalaciones dejan de funcionar… Por ello, es necesario que a partir de ahora estén obligados a contar con fuentes de  luz alternativas” explica uno de los promotores de la acción.

Como solución, la mayoría de los cines comprarán un generador de arranque automático para garantizarse el suministro eléctrico en todo momento.

“El generador de arranque automático cuenta con un sistema especial a través del cual es capaz de detectar si se ha producido un corte en el suministro eléctrico, activándose automáticamente. De esta forma, nadie tiene que estar pendiente de ir a conectar el generador de arranque automático, sino que éste se acciona cuando identifica el problema y en ningún momento el recinto se queda sin electricidad. Además, cuando el problema se soluciona y la energía se reestablece, el generador de nuevo lo detecta y se apaga automáticamente” explica.

Este tipo de generador eléctrico de arranque automático está especialmente diseñado para hacer frente a estas situaciones y cumplen con todos los requisitos establecidos por la Unión Europea para asegurar su adecuado funcionamiento.

Por otra parte, el uso de un generador de arranque automático en los cines implica una mayor garantía en seguridad para sus usuarios pero también una disminución de riesgos para los propietarios.

“A parte de las consecuencias en materia de seguridad de un apagón eléctrico, que es la parte más importante, también supone una gran pérdida económica para el cine que depende del funcionamiento de sus aparatos eléctricos para poder operar correctamente: vender las entradas, producir las palomitas o proyectas las películas. Con un generador de arranque automático nos estamos curando en salud y evitando correr el riesgo de que un día no podamos trabajar por un fallo en el suministro eléctrico” añade el promotor.

Con esta nueva obligación para los cines de contar con fuentes de energía eléctrica alternativas, se está avanzando en la protección de la seguridad de los usuarios en un mundo cada vez más dependiente de la energía eléctrica.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *